El documental sobre la violencia institucional “La Cifra Negra” se emitirá en TV3

La Cifra Negra se emitirá en el programa Sense Ficció de TV3 el próximo martes 9 de abril a las 23h.

Torturas, malos tratos y otras vulneraciones de derechos humanos se siguen produciendo hoy en el Estado español por parte de funcionarios públicos encargados de la custodia de detenidos y penados.

¿En qué condiciones se tortura en España? ¿Por qué cuesta tanto denunciarlo? ¿Qué consecuencias tiene para las víctimas y para quienes vulneran la ley? Víctimas, abogados, jueces, policías, defensores de los derechos humanos y otros expertos analizan sus causas y apuntan posibles vías de superación de una lacra que pone en entredicho nuestro Estado de derecho.

Trailer: https://youtu.be/b_MLylcUirc
+INFO: http://empatikfilms.com/la-cifra-negra/

¡El feminismo será antirracista o no será! – Manifiesto de la campaña CIEs NO Valencia por el 8M

¡Compañeras, hermanas! Estamos hoy, día 8 de marzo, aquí, en la puerta de esta cárcel racista que es el Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores de València para gritar bien alto que ¡el feminismo será antirracista o no será!

Bajo esta premisa, desde la Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros y el Fin de las Deportaciones queremos dar testimonio junto a todas vosotras, hoy, como todos los días del año, de la realidad de nuestras vecinas, hermanas, compañeras migrantes encerradas en estos espacios de la vergüenza.

La legislación dice que los CIEs son espacios no penitenciarios en los que se ingresa a personas en situación administrativa irregular para proceder a su expulsión; nosotras decimos:

-Que son el símbolo y la vergüenza del racismo y el colonialismo más brutales de esta Europa Fortaleza cuyo objetivo real es el de criminalizar a las personas migrantes.

-Que son espacios de NO DERECHO, donde se encierra a personas contra su voluntad para proceder o no a su deportación forzosa

Con todo esto y respecto a la situación de las mujeres encerradas en estas cárceles racistas denunciamos:

1. Que son espacios en los que se reproducen los roles tradicionales de género en los que a las mujeres internas se las obliga a limpiar sus celdas, cosa que no sucede con los hombres.

2. Que en su interior se producen situaciones de humillación cotidiana como que las mujeres tengan que pedirle a los policías compresas y tampones si les baja la regla.

3. Que son espacios opacos en los que los medios de comunicación y la sociedad civil tienen vetada la entrada. Esto implica que se favorecen las vulneraciones de derechos y toda clase de abusos: existe una falta de acceso a atención jurídica por ejemplo en lo referente a solicitar protección internacional.

4. Que se producen también vulneraciones de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres encerradas:

 Falta de seguimiento y atención médica a mujeres embarazadas

 Interrupción de tratamientos médicos: por ejemplo, en el caso de mujeres transexuales, mujeres con enfermedades de transmisión sexual o mujeres en tratamiento con anticonceptivos.

 Falta de información sobre la posibilidad de llevar a cabo interrupciones voluntarias de embarazos.

 Encierro de mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual: prima la condición de migrante sin papeles por encima de la condición de víctima, junto con la sospecha de que la mujer miente para evitar la expulsión.

 Abusos, malos tratos y humillaciones a personas homosexuales y transexuales por su orientación o identidad sexual.

En esta intervención queremos también recordar a:

o Noura: mujer de origen marroquí que sufrió abusos sexuales en una comisaría de Orihuela antes de ser internada en el CIE de Zapadores en Valencia donde puso una denuncia. Días después fue deportada a su país de origen, antes de que pudiera testificar.

o Las internas del CIE de Málaga: En 2006, se denunció que cuatro agentes organizaban fiestas y mantenían relaciones sexuales con internas a cambio de tratos de favor. Finalmente fueron absueltos, las denuncias archivadas y ellas deportadas.

o Samba Martine: La ciudadana de origen congoleño Samba Martine estuvo internada en el CIE de Aluche (Madrid) en 2011 durante 38 días en los que acudió al menos en 10 ocasiones al servicio médico sin que se le practicaran ni siquiera un análisis de sangre. Samba falleció porque nadie le diagnosticó VIH. Samba falleció bajo tutela del Estado español y suya es la responsabilidad de su muerte.

o Queremos también recordar a Carmen Leigue, mujer de origen boliviano que lleva residiendo 17 años en València como trabajadora del hogar y los cuidados y que estuvo a punto de ser deportada hace menos de un mes por carecer de papeles. Tras la campaña #CarmenSeQueda con una estrategia de trabajo en red de cientos de personas implicadas se consiguió paralizar su expulsión pero denunciamos que #HayMuchasCarmen, muchas mujeres que están en la misma situación que Carmen.

Por todo ello, exigimos:

1. El cierre inmediato y sin condiciones de todos los Centros de Internamiento de Extranjeros del Estado Español. No queremos reformas de cárceles racistas, queremos el cierre definitivo.

2. El fin de las redadas racistas y los vuelos de la vergüenza: mecanismos de acoso y persecución propios del ciclo represor que sufren las personas migrantes

3. La derogación de la ley de extranjería: una ley racista que criminaliza y estigmatiza a las migrantes y las transforma en NO ciudadanas a merced de unos papeles para el reconocimiento de sus derechos, blanco perfecto de la explotación laboral indiscriminada.

Desde hace casi 10 años la Campaña por el cierre de los CIE nos concentramos cada último martes de mes, a las 19.00 horas en esta puerta azul del CIE de Zapadores para exigir su cierre y el de todos los del Estado, así como el fin de las deportaciones. Os animamos, compañeras, a acompañarnos, no solo en la calle sino también en la incidencia en todos los ámbitos y en el esfuerzo personal y cotidiano de cada una por el cierre definitivo de estas cárceles racistas que NUNCA deberían haber existido.

Por último, queremos terminar con un llamamiento a un feminismo auténticamente interseccional, antirracista, decolonial y anticapitalista y a que luchemos juntas y conscientes para acabar con el racismo institucional como una condición intrínseca y crucial para la liberación de todas las mujeres.

¡NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL! ¡QUÉ QUEREMOS? EL CIERRE DE LOS CIE!

QUÉ QUEREMOS EL CIERRE DE LOS CIE! Cuándo lo queremos ya! Ya!

CERRAREMOS CERRAREMOS LOS CENTROS DE INTERNAMIENTO

CIEs NO

Carmen, presa en la cárcel de Zuera, comienza una huelga de hambre!

11-03-2019

Hola compañeros/as:

Soy Carmen Badía. Hace tiempo que no os escribía, como tampoco me llegan vuestras cartas (algunas certificadas), no entiendo lo que ocurre con el correo, aunque era de esperar.

Estoy esperando al Notario y tampoco viene. Estoy esperando resolución a mi petición de permiso y tampoco me la dan. Estoy harta, hartísima de todo y todos.

Este será mi último comunicado. No pienso luchar más, total ¿para qué? Nada cambia ni cambiará. Los inocentes vamos a la cárcel y los culpables viven de puta madre con el apoyo de quienes deberían impartir justicia. JUSTICIA que en este país de pandereta no existe. Juzgan y condenan a los inocentes y caso resuelto. Si esto lo están leyendo personas de alma noble y buenos sentimientos a ellos me dirijo: no os fieis de las noticias ni de lo que os digan. Sed vosotras/os mismos y creed lo que veáis y, aún, así, hacedlo con cautela. No es oro todo lo que reluce, ni verdad todo lo que que se ve.

Un año en Zuera y todo igual. Sola en el módulo de enfermería, encerrada las 24 horas, día y noche. Me encuentro mal, hay días pésimos, ya no sé de qué quejarme, pues es todo el cuerpo, me duele todo sin excepción. Pero sobre todo el riñón izquierdo, es continuo el dolor, los pinchazos y el malestar me impiden dormir del dolor que parezco y ni los calmantes más fuertes consiguen hacer efecto. Sé que están fallando los riñones desde la quimioterapia no funcionan, y si a eso le añado el corazón que palpita aceleradamente y la medicación que no surte efecto. Además, el riñón izquierdo está trasplantado por error del Hospital de Tarrasa, donde llevan a los presos de Brians 1 en Cataluña, eso da fe del trato que se nos da a los presos y presas que necesitamos atención médica.

Escucho hoy la información de las pruebas que se hacen a los presos en un centro penitenciario de Andalucía (en los penales de Huelva y Córdoba)- En el periódico se explica como en ambas cárceles prueban la estimulación con electrodos para calmar a presos como parte de un experimento. Ello demuestra lo poco que les importamos, nos tratan como cobayas humanas, de eso les servimos a Instituciones Penitenciarias: para hacer pruebas con nosotros. Sin comentarios, la noticia lo dice todo y habla por sí misma.

Se me olvidan las cosas más básicas, cada día noto la pérdida de memoria y eso me preocupa muchísimo. Si teniendo plenas capacidades lo pasas mal, con pérdida de memoria no quiero ni imaginármelo.

Por todo ello ahora que aún puedo, os doy las gracias a todas/os los que habéis estado a mi lado estos largos años de injusticia y, sobre todo, desde que me detectaron este maléfico cáncer que hace que no levante cabeza, no os podéis ni imaginar lo que es tener esta enfermedad estando privada de libertad, sin los cuidados más básicos y con las carencias, no tan solo alimentarias, sino las más necesarias: las afectivas.

De nuevo gracias a todas/os y os deseo de todo corazón mucha suerte, y que la tengáis para que a estos que se supone que deben defender a los débiles, no se les crucen los cables y, por odio, venganza o rencor, vayan a por vosotras/os.

Miles de besos, un fuerte abrazo solidario y todos mis mejores deseos para que no os veáis NUNCA, perseguidas/os por la justicia.

Con todo mi cariño, vuestra madre, hija, compañera, amiga. Un millón de gracias por todo y no os rindáis NUNCA.

Carmen Badía.

P.D. Pensad en Nelson Mandela, yo lo hago a veces, 30 años encarcelado, 30 años, toda una vida. Yo llevo 14 años, 14 años defendiendo mi inocencia y aquí estoy esperando. Esperando. Mandela, al menos, estuvo por sus convicciones y por defender los derechos de Sudáfrica, pero yo ¿qué hago aquí? Decídmelo vosotros porque yo no encuentro respuesta.

Grup de Suport a Presxs de Lleida

Corrupción y encubrimiento en Brians II

15-02-2019

Soy Constantino Perez, un interno de 29 años que sufre del corazón, en el C. P. Brians 2, regresé de un permiso ordinario como otros tantos, la única diferencia es que en este permiso venia un poco ebrio, por una gran depresión que tenía. Los funcionarios ya me estaban esperando con ánimo de abuso de poder y autoridad, exclusivamente uno en particular, porque yo sé una corrupción, exclusivamente y extraoficialmente confidencial, sobre el funcionario. El funcionario sabe que yo lo sé, y que tengo pruebas para demostrarlo, aunque siempre lo he mantenido en silencio por temor a lo que me puedan hacer. Por eso ya me estaban esperando. Después de pasar todos los controles, llegué al departamento de ingresos donde debería huellar, depositar mis pertenencias en un cuarto de cacheo, y pasar a módulo como hacía siempre cuando venía de un permiso. Pero en éste no! Este fue totalmente diferente. Después de huellar me pasan directamente al cuarto de cacheo, entrando 5 funcionarios conmigo, amenazándome que me van a llevar al departamento especial de régimen cerrado, y no al módulo, yo les digo que me voy a ir al módulo, porque no tienen ningún motivo de llevarme al departamento especial. En ese momento el funcionario que me tiene manía coge mi cartera y me la tira a la cara con fuerza, y recibo un puñetazo en la boca, que casi me rompen 3 dientes, caigo al suelo y se abalanzan los 5 funcionarios proporcionándome una paliza y esposándome de pies y manos, haciéndome 2 esguinces, uno en la muñeca y el otro en el tobillo, mientras seguían apalizando. Me llevan a enfermería porque no paro de sangrar, por la boca. Entonces me hacen 2 radiografías, pectorales y estomacales. Al ver que no me han roto nada, me siguen pegando atado en una camilla y diciéndole al médico, que me estoy resistiendo. Yo sufro del corazón, con lo que no cotaban los funcionarios. Llegan a pincharme hasta 5 tranquilizantes derivandome en un coma y manteniéndome en silencio mientras llaman a urgencias. Consiguen reanimarme y entonces me llevan a la mutua penitenciaria donde me mantienen estable y despertándome al día siguiente. Me llevan de nuevo al C. P. Brians 2, al departamento de ingresos, donde me derivan al departamento especial, poniéndome en 1º grado donde continúo con múltiples amenazas.

(…) La justicia a eso le llama “reinserción social”. Yo le llamo, que me han robado, destruido y arruinado la vida… y con esto me despido. Siempre estaré abierto a recibir cartas.

Constantino

 

Constantino Batista Perez

Centro Penitenciario Brians II

Ctra. de Martorell a Capellades, km. 23

08760 Martorell (Barcelona)